¿Qué tienen estudiantes, ingenieros, empresarios, científicos, políticos y juristas en común? Que están leyendo continuamente, en búsqueda de aquellas informaciones importantes que están escondidas en algún rincón de estos papeles. Periódicos, libros, novelas, documentos WWW, etc. proporcionan información en una estructura lineal ya que se trata de uno de los métodos más polifacéticos y uniformes de guardar y divulgar información.

La velocidad con la cual podemos tratar información se ve principalmente limitada por nuestra velocidad de lectura. Como indicado en la siguiente gráfica, una duplicación de la velocidad de lectura está al alcance de todo el mundo:

Lectura rápida

tipo del usuario

Los tipos de usuario sont respectivamente: un lector adulto medio, un lector experimentado medio, un lector rápido bien formado, un lector rápido experto. La determinación correspondiente se efectúa en funcíón de la cantidad de palabras leídas por minuto.

Pero no cabe duda que la lectura rápida no es suficiente. También usted tiene que poder tratar esta información, sino el esfuerzo es una pérdida de tiempo. Por lo tanto la cantidad de páginas que uno puede leer en un tiempo determinado no es el único criterio. También lo que usted recuerda de la cantidad leída es otro criterio con la misma importancia.

¿Usted piensa que resulta imposible leer 150 páginas en menos de 45 minutos y, a pesar de todo, saber lo que se cuenta en dichas 150 páginas? Entonces no está familiarizado con la técnica de la lectura rápida. La lectura rápida le ayuda a formar su memoria y a mejorar su concentración.

Después de esta formación (3 días), usted será capaz de :

  • leer de manera más rápida y flexible
  • corregir “costumbres de lectura incorrectas” de manera eficaz
  • tomar notas de una manera perfeccionada y más útil
  • darse cuenta más rápidamente de la esencia de un texto
  • asimilar los temas principales de un documento voluminoso (texto, libro, curso) de manera más eficaz
  • controlar las técnicas de lectura adquiridas de esta manera durante mucho (más) tiempo